¿Para que utilizamos la voz?

La voz es usada comúnmente para insertar ordenes al igual que cuando utilizamos un código para insertar consultas a una base de datos.

Mediante el PNL y el tono de voz, es posible hacer que el objetivo se centre más en una  palabra u otras consiguiendo que el subconsciente del objetivo se centre mucho más en esas palabras saltándote así su “Firewall” de la conciencia.

Cuando hablamos, el tono de voz en una frase indica si estás realizando una pregunta, afirmación u orden, ¿Qué sucedería si modificáramos ese tono de voz para que realmente sea una pregunta pero resalte otras palabras?

En las siguientes frases, cuando se muestre una palabra con la fuente en negrita indica que tienes que bajar el tono de su voz.

Por ejemplo:

  • ¿Recuerdas lo que disfrutaste el sábado pasado en el bar?
    • En esta frase estás introduciendo en su subconsciente las palabras disfrutar y bar, y saltándote su “Firewall” predisponiéndolo a realizar dichas acciones.
  • ¡Me gustaría que alguien bailara esta noche conmigo!
    • De nuevo estás introduciendo en el subconsciente del objetivo las palabras bailar y conmigo, ¿Qué efecto tendría esto sobre el objetivo?>:D

Esto es algo realmente complicado de ejecutar, sin embargo, merece mucho la pena practicarlo puesto que el resultado es realmente increíble.

Una frase para utilizar en auditorías:

  • Soy Pepe Pérez, del servicio de asistencia de Shoshi Enterprise, vamos a dar una nueva contraseña a los diferentes representantes de su empresa. Su nueva contraseña es…”

A continuación, unos cuantos consejos a tener en cuenta para realizar estas prácticas con éxito:

  • Practica: Es totalmente necesario practicar, practicar y más practicar. Si trata de utilizar esta técnica y suena artificial, inconscientemente saltará una alerta en el objetivo indicándole que existe algo raro y no funcionará correctamente.
  • Buena estructuración de la frase: Trabaje diferentes frases para potenciar está técnica y ayudarle a lograr sus objetivos, si da órdenes demasiado directas evidentemente no funcionaran, sin embargo si las realiza correctamente el objetivo estará más dispuesto a aceptar esas ideas.
  • Realismo: Sea realista, utilizar esta técnica con éxito no significa que la gente caiga rendida a sus pies, simplemente predispone a los objetivos a aceptar mejor sus “ordenes” consiguiendo así que cumpla sus objetivos.